Claudia compartió entre lágrimas, un video en las redes sociales mostrando el lugar completamente vacío. Allí solía trabajar junto a su esposo e hijas.


Claudia Saluzzo es una cocinera cordobesa que fruto al impacto económico por la cuarentena obligatoria ante la pandemia del coronavirus, tuvo cerrar su restaurante. El local, funcionaba dentro del Club Sportivo Belgrano de la ciudad de San Francisco

Con un dolor en el alma, me despido de vos, querido comedor. Me diste mucha satisfacción. Así me voy, dejando todo limpio”, declara entre lágrimas Claudia Saluzzo, mientras filma el local vacío.

En el lugar desaparecieron las largas mesadas. También, las estanterías cargadas de botellas de vino de las paredes. La enorme parrilla quedó vacía y así, se esfumaron las risas y conversaciones ruidosas. En definitiva, no quedó nada.

Saluzzo advirtió ante medios locales, el comedor “funcionaba extraordinariamente” pero no pudo soportar los gastos generados tras dos meses sin poder trabajar. Como muchos restaurantes, intentaron aminorar la situación haciendo delivery, pero no les resultó.

La cocinera remarcó que “hay muchos que desde sus casas hacen de comer y venden” sin tener que mantener un lugar. Ante esto dijo que “la competencia es desleal si no podemos abrir“.

Claudia intentó conseguir ayuda del municipio pero no obtuvo respuesta. “No me hago la víctima porque hay un millón de personas que estamos en la misma situación”, dijo.

El restaurante, “Lo de Saluzzo” era un emprendimiento familiar. En el lugar trabajaba con su marido Alejandro, sus tres hijas, Natalia, Lucía y Valentina, y uno de sus yernos.

Tengo una familia que vale oro, siempre la luchamos juntos”, afirmó ante la situación crítica que están viviendo, sin embargo no duda que en el futuro volverán a abrir otro restaurante.




Comentarios