Entre los imputados está la secretaria general del gremio, Carla Esteban.


Luego de una serie de investigaciones, la Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria de Córdoba logró identificar a 21 trabajadores que estuvieron en la protesta que realizó la Unión Tranviario Automotor (UTA) este jueves por la noche en reclamo de salarios adeudados.

Estos trabajadores quedaron, a su vez, imputados por violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Incluso entre los imputados está la secretaria general del gremio, Carla Esteban y Pablo Farias miembro de la comisión directiva del gremio, según informó el Ministerio Público Fiscal.

“Estas 21 imputaciones, y todas las que se produzcan con posterioridad serán notificadas a la Secretaría de Trabajo de la Nación en función de la vigencia del decreto 489/20 de esa dependencia que sanciona las reuniones gremiales en el marco de la pandemia”, remarcaron.

A su vez, anunciaron que la investigación continuará para determinar nuevas identificaciones e imputaciones. “La UFES inició una investigación con los registros fílmicos que se obtuvieron con la finalidad de identificar y atribuir la responsabilidad penal que corresponda a los manifestantes, al igual que en cada situación de similares características”, aseguraron.

Vale recordar que este jueves por la tarde, representantes de choferes del transporte urbano de la ciudad hicieron una caminata que terminó en la puerta del Palacio 6 de Julio con la detonación de algunas bombas de estruendo y cánticos por parte de los manifestantes. La intención era que los recibiera Martín Llaryora.

Todo fue como consecuencia de un nuevo fracaso en la audiencia que se sostuvo con las autoridades de Trabajo para tratar de destrabar el paro del servicio que lleva más de una semana de inactividad por la falta de pago de salarios a los empleados de las empresas de transporte.




Comentarios