a Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria es la encargada de llevar estas acciones investigativas. Se analizan registros fílmicos de la marcha.


Este jueves, los representantes de los choferes del transporte urbano de pasajeros nucleados en la UTA, se movilizaron hacia la Municipalidad de Córdoba.

Hicieron una caminata que terminó en la puerta del Palacio 6 de Julio con la detonación de algunas bombas de estruendo y cánticos por parte de los manifestantes. La intención de que los recibiera Martín Llaryora.

Todo fue como consecuencia de un nuevo fracaso en la audiencia que se sostuvo con las autoridades de Trabajo para tratar de destrabar el paro del servicio que lleva más de una semana de inactividad por la falta de pago de salarios a los empleados de las empresas de transporte.

La Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria constituida en el marco de la pandemia del coronavirus analiza por estas horas los registros fílmicos de la marcha, para tratar de identificar a los que participaron y violaron el decreto de aislamiento obligatorio.

Los investigadores están trabajando para relevar los videos que se obtuvieron. Están intentando identificar para poder atribuir de responsabilidad penal que corresponda a los manifestantes, al igual que en cada situación de similares características.




Comentarios