Santiago Santillán, el delegado gremial de esa repartición negó las acusaciones. Contó que mantuvieron "muy buena charla" y en un "macrco muy cordial" con el funcionario muncipal.


La Municipalidad impuso a través de una ordenanza el recorte salarial para empleados municipales. Esta medida desató la inmediata reacción del SUOEM. En la jornada el miércoles hubieron protestas en la sede principal de la Policía Municipal de Tránsito.

Mientras el sindicato intenta frenar la ordenanza por vía judicial, empleados de numerosas reparticiones realizan trabajo a reglamento y protestas, con bombas de estruendo incluidas.

En el marco de este conflicto este miércoles hubo versiones de que el director de Policía Municipal de Tránsito había estado “encerrado” en el baño de la sede principal (Av. Duarte Quirós 1027) luego de que asistiera para hablar con empleados.

Incluso, el funcionario tomó la decisión de renunciar a su cargo este jueves. Agoglia fundamentó su decisión “debido al amedrentamiento sufrido desde el gremio y por temor a su seguridad física y la de su familia”.

El delegado gremial de esa repartición negó las acusaciones. “El director nos acompañó atentamente, nos escuchó, dio su punto de vista. Fue una muy buena charla, con opiniones divergentes, desarrollada en un marco muy cordial”, afirmó Santiago Santillán en el móvil de Arriba Córdoba.

“En un momento se agotaron los temas y dijo ‘me retiro’, y se retiró. Nosotros seguimos charlando”, agregó. Además, el delagado negó que cruzaran una grúa para evitar que se llevaran autos.




Comentarios