el Gobierno nacional autorizó la producción parcial de algunas industrias tabacaleras. Estiman que tardará una semana aproximadamente normalizar abastecimiento en todo el país.


En el contexto de la flexibilización de la cuarentena, el Gobierno nacional autorizó la producción parcial de algunas industrias, entre esas, la de prucción de cigarrillos.

Es así que, Massalin Particulares ya comenzó a producir en su planta de Merlo y retomará a partir de mañana el abastecimiento a los kioskos del área metropolitana, British American Tobacco (BAT) todavía no pudo reiniciar la actividad en Pilar.

 “La estimación es poder abastecer a partir de mañana la demanda de ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense”, y agregaron que tardarán “una semana aproximadamente en normalizar el abastecimiento en todo el país” señalaron desde Massalin Particulares a Télam.

Del otro lado, BAT remarcó que su actividad industrial en el país “se encuentra al borde del colapso. “Nuestra planta permanece cerrada, mientras que el 60% del parque industrial está en actividad. Esto contrasta con lo sucedido con el resto de las empresas tabacaleras que, ubicadas en la provincia de Buenos Aires, ya han iniciado la producción, lo cual nos genera un tremendo impacto a nivel económico y de mercado, que pone en riesgo nuestra sustentabilidad operativa”, subrayó la empresa.

Si bien destacó “la buena predisposición del intendente de Pilar”, Federico Achával, advirtió que “la demora en la autorización para volver a producir hace que el mercado quede en manos de los competidores, alimentando un acto discriminatorio que nos perjudica”.

Una tercera firma, Tabacalera Sarandí, también ya fue habilitada dado que se encuentra en Avellaneda, donde se levantaron las restricciones para algunas actividades.

En este marco, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) decidió ayer facilitar a las tabacaleras la importación de cigarrillos hasta el 30 de setiembre próximo, con carácter “excepcional”, para hacer frente a la escasez de ese producto que se observa en el mercado local.

El organismo consideró que “en ese contexto excepcional, las empresas representativas del sector tabacalero han manifestado a esta Administración Federal inconvenientes en el desarrollo de la manufactura de sus productos”.




Comentarios