La mujer asegura que el chofer de la unidad que la lleva a la clínica la maltrata y agrede, tampoco la deja subir al colectivo.


Parece que los aplausos no alcanzan y mientras algunos valoran el trabajo del personal de salud, otros se dedican a discriminarlos, maltratarlos y agredirlos. Eso fue lo que denunció una enfermera cordobesa que sufre de violencia verbal cada vez que sube al colectivo de la línea 81 de Ersa para cumplir con sus tareas.

Se trata de Florencia Maidana, una enfermera de 26 años quien denunció que sufre esta situación todos los dias por parte del mismo chofer. “El día viernes el chofer me agredió por tener puesta la chaqueta, me trató de contaminadora, un pasajero casi me golpeó”, contó la joven visiblemente angustiada.

Incluso el chofer hace que la mujer pague el boleto a pesar de que está exenta. “Estoy cansada, estoy harta. El día lunes, el mismo chofer de la línea 81 de Ersa me cobró el boleto a pesar de que tengo todos mis certificados”, reclamó la mujer a Telefe Noticias Córdoba.

Incluso, cansada de tanto maltrato, una vez le pidió a un policía que suba a la unidad y le contó la situación, por lo que el chofer la amenazó con no volver a subirla. “Soy la única en Sagrada Familia a las 8.30. Es horrible la situación en la que tengo que volver a mi casa. No sé cuando un pasajero me va a golpear“, se quejó la joven.

Y agregó: “Yo también tengo familia, yo se tomar las precauciones necesarias. A veces creo que no se dan cuenta, te tratan así porque tenés un ambo, no te preguntan si te cambiaste. Tengo tres cambios de ropa, es el ABC de mi vida. Y al chofer lo único que le pido es que mínimamente cumpla con la función que le corresponde”.

Ante esta situación la mujer tomó diferentes medidas que cayeron en saco roto. Intentó pedir el nombre del chofer a la empresa Ersa, pero se lo negaron. Además, reconoció que se baja antes de la parada que le corresponde para no quedarse sola con el chofer. 




Comentarios