La Municipalidad de Córdoba emitirá títulos de deuda por 2.000 millones de pesos para el pago a contratistas y acreedores destinados principalmente a cancelar el pasivo proveniente de las redeterminaciones de precios que había dejado pendientes la gestión anterior del exintendente Ramón Mestre.

Según informó Diego Bono, Director General de Finanzas del municipio, los títulos estarán operativos desde fin de mes y serán de aceptación voluntaria para los acreedores. Los proveedores que acepten recibir esos títulos podrán optar por conservarlos y cobrar el total a 36 meses, con una tasa de interés equivalente a la Badlar de bancos privados.

Las amortizaciones de capital serán semestrales a partir del mes 18 y los servicios de interés serán trimestrales. Los títulos municipales también podrán ser negociados en el mercado secundario, a través de la Caja de Valores, según lo publicado por La Voz.

"El objetivo es registrar esos títulos a nivel local, pero también en otros mercados del país, de modo de facilitar su colocación y de contribuir a generar otras vías de financiamiento a los contratistas", indicó Bono, quien explicó también que esos títulos servirán para cancelar impuestos municipales vencidos al 31 de diciembre de 2018. Sumado a esto, el funcionario indicó que en los casos en que los títulos se usen para cancelar tasas municipales, se condonarán los intereses.

La Municipalidad de Córdoba, por su parte, ya emitió títulos de consolidación de deudas en 2012. A través de esas emisiones, Ramón Mestre había pagado buena parte de la deuda que había heredado de la gestión de Daniel Giacomino. No obstante, aquella experiencia había incluído emisiones a mayor plazo: cuatro y ocho años. De hecho, Mestre terminó de pagar esos títulos pocos días antes de terminar su segunda gestión municipal.