Pasan otras cosas en la provincia de Córdoba, además de la cuarentena por el coronavirus y los niveles históricos de casos de dengue, como en el caso de lo ocurrido en Canals, al sur cordobés.

Allí, en plena crisis sanitaria, el intendente Edgar Bruno se otorgó un jugoso aumento de sueldo, con la aprobación de su bloque de concejales.

Así como si no hubiera problemas, Bruno consiguió un aumento del 80 por ciento de su sueldo, que a partir de ahora será de unos 140.000 pesos, de acuerdo a lo publicado por el diario Puntal.

El aumento fue defendido por el intendente, que aseguró que durante la campaña electoral "se cansó" de decir que iba a aumentarse el sueldo, dado que era considerado bajo con respecto al de otros intendentes de la zona.

Adriana Conte, concejal por Compromiso Federal, criticó al jefe comunal y sostuvo "cuando el señor intendente hizo la apertura de sesiones había dicho que estábamos en una crisis económica muy importante dentro del Municipio, por lo que había retirado todo lo que es horas extras, adicionales y pedía un esfuerzo de parte de todos para poder salir adelante", criticó.