El volante de Belgrano resaltó que se sintió la ausencia de público en el 1 a 1 con Platense. Y afirmó: "Cuando no se puede ganar no hay que perder".


En un atípico fin del semana para el fútbol, con tribunas vacías por las medidas de prevención contra el coronavirus, Hernán Bernardello, volante de Belgrano, remarcó que extrañaron el aliento del público en el empate con Platense.

“Fue una sensación rara. No es lo mismo jugar sin gente, acostumbrados a que el estadio explote nos costó entrar en partido”, asumió Benardello.

Y resumió: “Cuando no se puede ganar, no hay que perder”.

Por su parte, el zaguero Joaquín Novillo apuntó al factor suerte, que no acompañó al Celeste.​




Comentarios