"Nos dijo que ella mató a la nena y que se quiso suicidar. Dijo que lo hizo porque nadie la quería", relató un vecino.


La muerte de la pequeña Ambar Zaira Contreras, de dos años, sigue generando consternación en Malvinas Argentinas y este lunes un vecino reconoció que la madre de la niña, Brisa Esmeralda Florencia Contreras (18), habría confesado que fue ella quien la apuñaló y mató.

“Nos dijo que ella mató a la nena y que se quiso suicidar. Dijo que lo hizo porque nadie la quería, que todos la corrían de todos lados”, declaró Alexis Rivarola, vecino de Brisa a El Doce.

La confesión habría surgido mientras el hombre intentaba salvar a la mamá de la nena, ya que luego de haber presuntamente acuchillado a la pequeña se habría querido suicidar. “Fue lo único que logré entenderle porque estaba inconsciente y pude mantenerla despierta hasta que llegó la ambulancia”, agregó el hombre.

Rivarola fue uno de los primeros en presenciar la escena del crímen ya que fue él quien escuchó los gritos del tío de la joven que salió de la casa con la beba en brazos a pedir ayuda. 

Brisa permanece internada en el Hospital de Urgencias donde ingresó con heridas de arma blanca en el cuello y con las vías respiratorias comprometidas. A su vez, tiene heridas en el miembro superior izquierdo y la zona del abdomen con heridas penetrantes en una cara del estómago.

La joven quedó imputada por homicidio calificado, según declaró el fiscal Raúl Garzón. 




Comentarios