El ayudante fiscal de la Unidad Judicial N° 21 está acusado por el gremio de "creer que cuenta con total impunidad".


Dirigentes de la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial de la provincia de Córdoba (Agepj) promovió una denuncia penal por “acoso sexual y violencia laboral” a un funcionario de la Justicia provincial.

El titular de la entidad gremial, Federico Cortelletti, precisó en un comunicado difundido este lunes que la denuncia se presentó el viernes pasado ante el Tribunal Superior de Justicia y el Ministerio Público contra el ayudante fiscal de la Unidad Judicial N° 21, Ernesto Morales, por presuntamente haber “incurrido en actos compatibles con acoso sexual y violencia laboral” hacia empleados “bajo su dependencia directa”.

En ese sentido, el gremio solicitó una investigación penal y una apertura de un sumario administrativo, además de la “separación inmediata” de Morales en sus funciones.

Asimismo, reclamó que se ordene al funcionario acumplir una “capacitación obligatoria” en materia de género y derechos humanos.

Cortelletti sostuvo que el funcionario denunciado “tiene como práctica habitual referirse a sus empleados/as (en especial a las mujeres) de distintas formas de lo más discriminatorias, ofensivas y violentas“, y que lo hace de manera pública y con total “impunidad”.

“Es completamente inadmisible y bochornoso para el desarrollo de cualquier actividad laboral la conducta desplegada por el ayudante fiscal”, agregó el sindicalista, para quien “lo insólito de los hechos denunciados nos llevan a creer que este funcionario piensa que cuenta con impunidad“.

Además consideró que la Justicia cordobesa tiene una estructura que “alienta y defiende el modelo de jefe patrón de estancia, que cree estar por encima de normas legales y hasta éticas”.

“La acción gremial que venimos llevando a cabo pretende que se institucionalice una nueva matriz basada en el respeto por los derechos humanos”, remarcó en el comunicado.




Comentarios