En el marco de un acto que se llevó a cabo este lunes de inauguración del centro de salud número 100 de la Municipalidad, el intendente de la ciudad, Ramón Mestre habló sobre la situación financiera que tiene su administración y la herencia que dejará al futuro mandatario electo, Martín Llaryora.

Mestre admitió que Llaryora deberá buscar los fondos para abonar el sueldo de diciembre y el medio aguinaldo.

"No voy a polemizar. Lo vivimos todos, lo vive el profesional, el panadero, la situación económica de Argentina, es difícil. La situación, está mucho mejor de como nosotros la encontramos. Cuando asuma (Llaryora), deberá reunir los recursos para pagar aguinaldos y sueldos. Hay deudas, pero en este caso también hay acreencias", dijo a Mitre 810.

"Las autoridades electas son actuales autoridades provinciales, tendrán más facilidades para hacerse de esas acreencias", señaló Mestre, en una vieja disputa por los fondos coparticipables con el gobierno provincial.

Sobre las derivaciones de la causa Surrbac y los allanamientos en la Esyop, Mestre sostuvo: "Es un tema que nos preocupa como preocupa a todos los cordobeses. Estamos absolutamente a disposición de la Justicia. Pedimos prudencia porque un allanamiento no significa una condena, ni situación que genera culpabilidad".