Los uniformados quedaron detenidos en Bouwer. El adolescente, además, habría recibido amenazas.


Tres efectivos de la Policía de Córdoba, entre ellos dos hombres y una mujer, quedaron detenidos este jueves acusados de supuestas vejaciones calificadas contra un adolescente de 15 años, en la ciudad de Santa Rosa, en el departamento Calamchita.

Los efectivos estaban justamente adscriptos a la comisaría del distrito de Santa Rosa de Calamuchita, y luego de que intervenga el Tribunal de Conducta Policial, quedaron en situación pasiva y detenidos en el penal de Bouwer.

La investigación se inició por una denuncia de la madre de un adolescente de 15 años quien aseguró haber sido golpeado y sometido a vejaciones en cercanías de un balneario de aquella zona, el sábado pasado, según informaron fuentes oficiales.

La fiscal Paula Bruera, de Río Tercero, está llevando a cabo la investigación y en las últimas horas ordenó el secuestro de celulares y el análisis de filmaciones de cámaras de seguridad en la zona.

Al parecer el joven habría salido a un local bailable y luego a una lomitería. Allí agentes de la Policía lo llevaron detenido. “Se lo llevan al río, lo esposan y lo tiran al piso. Le pegan patadas y uno de ellos le sumerge la cabeza en el agua. Le empieza a decir ‘a ver pendejo, ¿estás respirando?’”, según declaró la madre del joven a El Doce.

Luego de eso, la situación continuaría con más vejaciones. En el momento arribó un movil policial y otro agente le dijo: “Vamos a hablar pibe, porque yo soy el más tranquilo de todos’. Le mete una traba en la pierna, lo tira contra una piedra y le empieza a pegar”​, agregó la madre.

​Incluso declaró que el agente que previamente le había sumergido la cabeza en el agua sacó su arma reglamentaria y gatilló dos veces. “Uh, que lástima que no salió la bala”, habría dicho. 




Comentarios