El técnico de Gimnasia se quejó por el arbitraje luego de la derrota ante la "T" por 2-1.


Diego Armando Maradona vivió una fiesta al inicio del encuentro entre Talleres y su Gimnasia, pero no duró mucho tiempo ya que se fue del Mario Alberto Kempes con una dura derrota por 2-1.

Una vez finalizado el encuentro el técnico del Lobo analizó el encuentro e hizo foco en la actuación del árbitro Hernan Mastrangelo que cobró dos penales para la “T”.

“Lo teniamos pero llega este penal que siempre hay suspicacia y a nosotros nos pasan al frente 2-1 con un penal, no me gusta. Me gusta que el arbitro arbitre bien para los dos”, declaró el Diego.

Y agregó con más dureza: “Lo que pasa es que todos los roces, todo los contrastes eran todos para Talleres, asi no se puede jugar”.

De esta forma Gimnasia quedó último con un punto y tiene el segundo peor promedio de la Superliga. “Hay que seguir trabajando, no se puede relajar porque queda mucho”, concluyó Maradona. 




Comentarios