El Concejo Deliberante aprobó este jueves el endurecimiento de las sanciones contra el transporte y las aplicaciones ilegales en ese ámbito.


Fue un ida y vuelta constante. Cuando parecía que la cosa no se encaminaba, el debate se suspendía y muchos miraban a las calles para saber qué iban a hacer los taxistas y remiseros, finalmente el Concejo Deliberante aprobó el endurecimiento de las multas para el transporte ilegal y las aplicaciones como Uber que anunciaron su desembarco en Córdoba y ya estaban operando. 

Con el apoyo de cuatro concejales del bloque de Hacemos por Córdoba más la mayoría de la bancada oficialista se habilitó la discusión y se aprobó el proyecto tal y como lo habían pedido los amarillos y verdes

El proyecto se simplificó: solamente restituyó dos artículos que estaban suspendidos, que son los que establecían las sanciones a los transportistas que no se encuadran en los requisitos que establece el marco, pensado para taxis y remises, señala La Voz.

Lo que está en discusión es el artículo 82 del Marco, que establece sanciones de 1.500 bajadas de bandera para quienes “trasladen pasajeros a título oneroso, promociones, por canje o similares”.

Estas 1.500 bajadas de bandera equivalen hoy a 72.945 pesos.

En caso de reincidencia, la sanción se eleva a 3.000 bajadas de bandera: 145.890 pesos.

Y si hay una tercera reincidencia la multa debe elevarse a 5.000 bajadas de bandera: 243.150 pesos.

Con el agregado de la inhabilitación para el titular del servicio y de la licencia de conducir por cinco años.

También se prevén sanciones en el artículo 83 para la agencias (o aplicaciones) que deriven viajes para transporte de pasajeros sin estar encuadradas en el Marco Regulatorio.

La sanción es de 3.000 bajadas de bandera: 145.890 pesos. La reincidencia se pena con 243.150 pesos y la segunda reincidencia se eleva a 340.020 pesos.




Comentarios