Una insólita y grave situación se vivió en los últimos días en el Hospital de la ciudad de Bell Ville, luego de que una jauría de unos 12 perros fuera la responsable del ataque a diversos pacientes del centro de salud, provocando heridas de gravedad en algunos de ellos.

De hecho, también se está investigando si la muerte de un hombre ocurrida en cercanías de allí está vinculada con el accionar de estos canes.

Lo cierto es que este lunes, la jauría fue llevada por patrulla Ambiental de la Provincia hasta el predio de la Protectora de animales de la ciudad.

Días atrás ingresó una denuncia por lesiones de gravedad en el cuerpo de pacientes del Hospital Regional José A. Ceballos.

Incluso se investiga si habrían ocasionado la muerte de un adulto mayor residente del área de salud mental.

El cuerpo del hombre, que había salido a caminar por el predio, fue encontrado en una tapera, según publicó El Diario y presentaba varias lesiones correspondientes a mordidas de perros aunque el caso fue caratulado como muerte de etiología dudosa.

Desde el predio, el director del Hospital, José María Ruíz, se mostró preocupado por la situación durante una nota con Radio Villa María y explicó que los perros estaban siendo colocados en caniles y trasladados por personal provincial.

Ruíz confirmó que fueron dos los ataques a personas, uno de ellos sufrió heridas en su cabeza.

"Son perros abandonados que llegan al nosocomio. Debemos hacernos responsables de las personas que aquí concurren", explicó el médico que se comunicó con el ministro de Salud de la Provincia, Francisco Fortuna, para notificarlo a cerca de la situación.

El director aseguró que además de velar por la salud de los pacientes se preocuparon por la integridad de los animales, "los perros no tienen la culpa", dijo.