La Justicia lo aceptó como parte en la investigación contra médicos del Hospital San Roque por supuestamente no haberlo atendido adecuadamente.


Juan Carlos Tolosa es uno de los ladrones condenados por el robo que se conoció como el caso del “samurai cordobés”, ocurrido en 2015 en barrio Cerro Norte y que terminó con varios asaltantes “tajeados” con una catana.

Tolosa fue sentenciado a 5 años y medio junto con el resto de la banda, y hace un año recuperó la libertad dado que estudió y terminó el secundario en la cárcel.

Cuando salió, mediante su abogado demandó al Estado dado que, según denunció, quedó con lesiones irreversibles en la mano izquierda, y fue a causa de que el Estado no le brindó atención médica adecuada.

Recientemente, el abogado de Tolosa, Héctor Meli, volvió a la carga y reclamó por las secuelas que sufrió en el asalto, dado que, según denunció, su cliente no recibió la asistencia que el Estado debía darle por ley.

Juicio por asalto al “samurai”.

El “Estado es el responsable automáticamente” de brindarle una “adecuada atención”, manifestó su representante, y apuntó contra el Hospital San Roque por la falta de atención. “De 17 traslados desde la cárcel al hospital, solo dos veces lo atendieron. Es un abuso”, expresó en Mitre Córdoba.

Además, dijo el letrado, Tolosa tiene afectada la parte psíquica debido “a todos los padecimientos que debió soportar al no recibir la oportuna asistencia”.

En las últimas horas se conoció que la Justicia aceptó como querellante a Tolosa en la investigación. Es decir, mediante su abogado será parte en la causa que intentará determinar si los médicos no lo atendieron como correspondía.

Los demandados podrían quedar expuestos a un posible delito penal y a otro civil que implica la compensación económica del demandante.

Según el abogado Meli, Tolosa se recuperó de su adicción a las drogas, terminó el secundario y actualmente hace cursos para insertarse en el mercado laboral, pero que la incapacidad en su mano izquierda se lo dificulta.





Comentarios