Por Verónica Suppo. Un grupo de choferes toma clases para defenderse de las agresiones y robos que reciben en el coche.


Cansados de los robos, un grupo de taxistas decidió tomar clases de defensa personal y técnicas de autoprotección para saber responder ante los ataques que reciben cuando están trabajando. Ya tomaron el segundo taller y van por más cursos dirigidos sólo para los choferes de los amarillos.

La idea surgió de la Asociación de Taxistas Independientes Solidarios (Atis) después de que contabilizaron hasta cinco robos por noche en los días hábiles, y hasta siete por turno durante los fines de semana. La propuesta se aceleró también después de que un taxista fuera brutalmente atacado por el conductor de un camión en la puerta del Hospital San Roque cuando se bajaba a dejar pasajeros, y después de que otro chofer casi muriera porque un usuario lo intentó ahorcar con un cinturón.

En la segunda clase que se realizó este martes participaron 12 taxistas, y tendrán continuidad otras cuatro con técnicas de autodefensa no sólo arriba del auto, sino también estrategias para ayudarse cuando no están al volante. Sobre todo acerca de cómo reaccionar ante un ataque con un cuchillo o cuando son abordados por delincuentes que los apuntan desde el asiento trasero del auto.

Omar Piedra, de la Atis, explicó a este medio por qué llegaron a esta decisión: “Van de dos a cinco asaltos en la noche los días de semana, pese a que la Policía se mueve con operativos móviles y fijos, por lo que buscamos un paliativo con una escuela de autofensa”.

“Vamos a aprender técnicas parados, y adentro del taxi cuando nos amenazan con un cuchillo, con armas de fuego y con el cinturón”, agregó Piedra, quien explicó que la convocatoria a los taxistas se realizó vía las redes sociales.

Los asistentes al curso toman clases en la Escuela de Autodefensa y Antisecuestro del profesor Ricardo Maldonado, con quien simulan en las clases cómo defenderse con el cuerpo ante posibles agresiones.

“Sólo es defendernos con nuestro cuerpo, cómo manejarnos para no ser agredidos. La idea no es golpear al otro. Es defenderme y que no nos agredan. Hacer frente a esta situación y poder defender la vida. Saber cómo podemos zafar”, insistió Piedra.

La publicación del curso en las redes sociales contó enseguida con el apoyo de los taxistas de otras agrupaciones, las que también tomaron nota de las características de las clases y denunciaron el incremento en los ataques y robos que sufren de la recaudación, del celular y de la radio para trabajar.




Comentarios