"He sido crítico de muchos aspectos del gobierno de Cristina, y no cambié de opinión", se sinceró el precandidato del Frente de Todos. 


El precandidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, opinó este viernes que a su parecer el vínculo entre Córdoba y el kirchnerismo se rompió “con la huelga policial” de diciembre de 2013, que derivó en saqueos masivos en Capital.

“Un día la Policía cordobesa hizo huelga y el crimen y las mafias se adueñaron de la ciudad, ante un estado nacional que no reaccionó”, sostuvo Fernández. De este modo, confesó la inacción de la Nación para intervenir ante el estallido en la provincia mediterránea.

“Se rompió el vínculo entre muchos cordobeses y el espacio nuestro, más allá de que yo no haya participado en ese momento del gobierno. No me imagino un país sin Córdoba integrada“, indicó el candidato en el programa radial Nada del Otro Mundo, por FM 102.3.

Cabe recordar que la Justicia Federal de Córdoba imputó al ex jefe de Gabinete Jorge Capitanich, la ex ministra de Seguridad María Cecilia Rodríguez y el ex viceministro de Seguridad Sergio Berni, todos del kirchnerismo, por supuestamente no asistir a la provincia durante el motín policial.

La causa finalmente fue girada a la Justicia de Buenos Aires.

“Fui crítico de muchas cosas del gobierno de Cristina y no he cambiado esas críticas. Pero lo que sobrevino a Cristina fue infinitamente peor”, manifestó Fernández.

En ese sentido, aseguró que “Macri es el candidato de Wall Street y el FMI”, y graficó: “El veranito económico del que hablan ahora es una economía muerta, porque cae la actividad el 4% mensual, y no reaccionamos. El consumo baja el 10% mensual, y tampoco hacemos nada”.

El miércoles pasado, Fernández estuvo en Córdoba y fue recibido por el gobernador Juan Schiaretti






Comentarios