Además agregó que: "Creo definitivamente que el tiempo que se viene estamos obligados a hacer federal a la Argentina".


El precandidato presidencial de la alianza Frente de Todos, Alberto Fernández, fue recibido este miércoles por el gobernador Juan Schiaretti, con quien mantuvo un encuentro “cordial y de respeto”, en tanto manifestó que en caso de acceder a la presidencia le gustaría “volver mucho más a la lógica de cuando gobernaba con Néstor Kirchner”.

Al ser consultado si su eventual gestión presidencial tendría semejanza con la que llevó adelante la ex presidenta y actual compañera de fórmula, Cristina Kirchner, Fernández volvió a diferenciarse, al señalar que con la ex mandataria las “diferencias” quedaron expresadas los últimos años: “La verdad es que me gustaría volver mucho más a la lógica de cuando gobernaba con Néstor”.

En ese sentido aclaró que esa visión “no es descalificativo para Cristina (Kirchner); hizo cosas muy importantes, muy valiosas y algunas con las que no estuve de acuerdo. Yo quisiera volver a lalógica” de Néstor Kirchner, reiteró.

“Creo definitivamente que el tiempo que se viene estamos obligados a hacer federal a la Argentina. En eso los gobernadores tienen un rol central. No vamos a poder seguir arreglando esta Argentina concentrada en Buenos Aires en desmedro de las provincias”, dijo Fernández al término de la reunión con Schiaretti en el patio de la Casa de Gobierno.

Contó que con el gobernador Schiaretti hablaron de la “necesidad de que el país tenga una relación institucional, como merece Córdoba. De construir juntos”, y que en esa línea “tenemos una visión bastante parecida de lo que nos está pasando, y de lo que debemos hacer, y para poder hacerlo Córdoba es central, es una provincia muy importante”, resaltó.

Dijo que también le transmitió que siempre fue “un amigo de Córdoba” y que tiene un “enorme respeto” por la provincia.

“No entiendo cómo es que yo he quedado enfrentado con los cordobeses, pero si algo hice que les dolió obviamente, no soy un necio“, dijo al ser preguntado sobre si corresponde pedirle perdón al pueblo cordobés por la discriminación que sufrió durante la gestión nacional del kirchnerismo, y según Fernández, eso ocurrió cuando él ya no era parte de la gestión.

“Hubo una desinteligencia con Córdoba y yo lo que quiero es no tener más desinteligencias con Córdoba”, dijo y agregó que la provincia “es muy importante como para que alguien que quiera gobernar Argentina la descuide”.

Respecto de las múltiples causas judiciales que involucran a ex funcionarios del kirchnerismo, el precandidato presidencial consideró que “el que ha corrompido si tiene que rendir cuentas que lo haga”, aunque con relación a las causas que tiene Cristina Kirchner sostuvo que “tienen un sentido persecutorio antes que un sentido de justicia real. La Justicia no está funcionando en la Argentina”, opinó.

También se le preguntó si como presidente continuaría la pelea con los medios, en particular con el Grupo Clarín, Fernández afirmó que “nunca” estuvo peleado con esa empresa multimedios: “Clarín no sé si sigue peleado. A veces leo a Clarín y lo que siento es que parecen esos japoneses que cuando ya había terminado la Segunda Guerra Mundial seguían disparando. En la Argentina la guerra esa se terminó. Empecemos a mirar para adelante”, propuso.

En ese contexto añadió que “la Argentina vivió un tiempo de muchos desencuentros. No puede seguir desencontrada. A veces siento que al Gobierno nacional le viene muy bien profundizar los desencuentros. Eso nos hace mucho daño como sociedad”, afirmó.






Comentarios