En un primer tiempo con dominio abrumador de la Selección ante Nicaragua, era cuestión de tiempo que llegara el primer gol.

Y casi fue de Matías Suárez, a los 22, con un derechazo que impactó en el poste.

El ex Belgrano, en un alto nivel en River, se mostró muy activo por la izquierda del ataque Albiceleste y muy conectado con Lio Messi, autor del doblete de la primera etapa en San Juan.

Y aumentan sus chances para ser tenido en cuenta en el debut con Colombia, por la Copa América en Brasil.