Se trata de Paraje Pinto que fue seleccionada entre otras 50 postulantes. 


Dos comunidades energéticamente vulnerables de las provincias de Córdoba y de Salta recibieron este martes 32 cocinas multifunción y seis estufas que les permitirá a sus habitantes el aprovechamiento de la biomasa para la generación de energía térmica, como parte de un programa nacional.

Se trata del Proyecto para la Promoción de la Energía derivada de Biomasa (Probiomasa), una iniciativa de la Secretaría de Agroindustria y la Secretaría de Energía, que cuenta con el apoyo técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La entrega fue para dos comunidades energéticamente vulnerables: Paraje Pinto, en la provincia de Córdoba, y de Cerro Negro del Tirao, en Salta, se informó oficialmente.

Ambas localidades cuentan con paneles fotovoltaicos a 12 voltios provistos por el Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales (Permer) para cargar baterías.

Esta acción se desarrolló con el objetivo de mejorar las condiciones de vida en poblaciones rurales aisladas y el aprovechamiento de la biomasa para la generación de energía térmica.

Las localidades beneficiadas fueron seleccionadas entre 50 comunidades energéticamente vulnerables del país para recibir equipos de uso eficiente de leña, para la cocción de alimentos y la calefacción de viviendas.

La entrega de las cocinas multifunción y estufas se llevó a cabo con capacitaciones y seguimientos en el uso y mantenimiento de los equipos.

Paraje Pinto está situado a 96 kilómetros al noroeste de la ciudad de Córdoba y es una comunidad compuesta por 20 familias y la Escuela Albergue 25 de Mayo, cuyos habitantes, en su mayoría, desempeñan actividades de ganadería bovina, caprina y porcina; cultivan hortalizas y elaboran productos regionales.




Comentarios