El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó este miércoles las cifras correspondientes a lo niveles de pobreza e indigencia en todo el país. Según los números del organismo, el índice de pobreza llegó al 42 por ciento al término del segundo semestre del 2020, 6,5 puntos porcentuales por encima del 35,5 por ciento de igual período de 2019. Por su parte, el Índice de Indigencia, que comprende a las personas cuyos ingresos no alcanzan para comprar el mínimo de comida para la subsistencia, se ubicó en el 10,5 por ciento, contra el 8 por ciento del semestre julio-diciembre de 2019.

De estas cifras se desprenden que del total de la población argentina, 19,2 millones de personas son pobres, y entre ellos, 4,5 millones son indigentes. Es decir que el año pasado hubo 3 millones de nuevos pobres. Para elaborar los índices, el Indec contrasta los ingresos de personas y hogares frente a una canasta de alimentos, indumentaria y determinados productos, en el caso de la pobreza, y solo de carácter alimentario en el caso de la indigencia.

Concordia, números que duelen

En el caso de nuestra región, las cifras no son alentadoras ya que se trata de uno de los grandes centros urbanos de Argentina con mayor nivel de pobreza. Según el Indec, Concordia es la segunda región más pobre con una cifra que llega al 459,5 por ciento. En primer lugar se ubica el Gran Buenos Aires con 51 por ciento. En tanto que el aglomerado del Gran Paraná alcanzó un 40,9 por ciento.

Como contracara a esta situación, los menores niveles de pobreza se registraron en la Ciudad de Buenos Aires, con el 16,5 por ciento; y Bahía Blanca 24; mientras que el resto de los grandes centros urbanos se ubicaron todas por encima del 30 por ciento.