El gobernador Gustavo Bordet recordó a Micaela García, la joven oriunda de Concepción del Uruguay que desapareció el 1 de abril de 2017 en Gualeguay cuando volvía de la discoteca King hacia el departamento donde vivía, y fue hallada asesinada una semana después. “Hoy es un día de mucha tristeza”, subrayó Bordet en relación al femicidio que conmocionó a todo el país y que más tarde impulsó la Ley Micaela (N° 27.499) destinada a que todas las áreas del Estado reciban capacitación en cuestiones de género.

La muerte de Micaela podría haber sido evitado y eso es lo que generó mayor bronca y repudio en la sociedad. Sebastián José Luis Wagner, femicida de la joven, había sido condenado a nueve años de prisión en 2012 luego de haber violado a dos mujeres en 2010. Sin embargo, fue puesto en libertad condicional, por el juez Carlos Alfredo Rossi, menos de un año antes de que ocurriera el femicidio de la joven entrerriana.

El femicidio de Micaela García nos sigue interpelando, como cada hecho de violencia machista. Queremos una sociedad en la que las mujeres sean libres, y donde cada vez más Micaelas puedan hacer realidad el sueño de transformar las injusticias”, expresó finalmente Bordet.