El acto de violencia se dio en el duelo del Regional Federal Amateur, en la ciudad de Frías.


La poca tolerancia a la frustración y la intolerancia son un combo que por lo general se terminan transformando en violencia y esto es lo que ocurrió en un encuentro del Regional Federal Amateur, dónde la terna arbitral fue salvajemente golepada cuando concluyó el duelo entre Central Córdoba de Frías y Guemes de Santiago del Estero.

Con la derrota consumada para el local, el catamarqueño José Silva Castaño, y los lineman Gustavo Córdoba y Jesús Romero pasaron un difiícil momento porque los jugadores del anfitrión expresaron su malestar porque le cobraron dos penales en contra y expulsaron a un jugador.

De repente las palabras dieron paso a las agresiones físicas y fue así que la terna catamarqueña se retiró de la cancha entre piñas, empujones, patadas y bidonazos. También algunos hinchas se metieron al campo de juego para pegarles.

Por ahora se desconoce el estado de salud de los referees, que sufrieron esta paliza y habrá que ver que medidas se toman en contra del club local y si caen sanciones para sus jugadores y cuerpo técnico, indicó El Esquiú.






Comentarios