El intendente de Valle Viejo dijo que este acto corresponde a la oposición, que está dolida por los logros en su gestión.


Las pintadas en contra del intendente de Valle Viejo, Gustavo Jalile, lllamaron mucho la atención a los habitantes de la zona. Sin embargo, el jefe comunal le restó importancia y dijo que es propio de un sector que está dolido por la gestión que viene realizando. 

“Para tener un municipio como el que tuvieron… Tenían 600 empleados de más: lo único que hicieron fue gastar plata de más en sueldos, no hicieron ni medio kilómetro de pavimento, no compraron absolutamente nada, sumieron al municipio prácticamente en una situación insalvable”, criticó a la oposición.

“Que haya propuesta para sentarnos a conversar, a discutir de cara a la gente y exponerlo. Allí vamos a estar, a eso no le vamos a responder más que con hechos. Quieren debate, lo tengamos. Les duele que uno esté haciendo tantas cosas, trabajando, es la vieja política”, añadió.

Por último, se refirió a su posible reelección. “Es una decisión que vamos a tomar con los dirigentes, amigos de las diferentes líneas en el marco del comité del FCS – Cambiemos en el momento que corresponda. Cuando haya una posibilidad cierta de seguir haciendo cosas a favor de la gente, vamos a estar”, manifestó.

“Queremos que en cuatro años más no quede ni un metro de camino que no esté pavimentando en Valle Viejo; que las obras nacionales que se hagan, no como las cloacas, que son la obra más corrupta que existió en Catamarca”, comncluyó en diálogo con El Esquiú.






Comentarios