Una de las grandes incógnitas que hay en el mundo político catamarqueño es que hará finalmente Raúl Jalil, el intendente de San Fernando del Valle, para las elecciones del año que viene. Todavía no comunicó si mantendrá su lugar en el Partido Justicialista o pasará a las filas de la alianza FCS-Cambiemos, con el que coqueteó en algún momento.

José "Chichi" Sosa, dirigente radical y referente de la línea interna CPR, se refirió a esta situación y fue muy duro contra los propios conductores del partido. "La UCR tiene la enorme responsabilidad de liderar una alternativa al gobierno de Corpacci que irá por un tercer periodo. Pero debe dejar de buscar afuera lo que está adentro", manifestó.

"Algunos creen que de afuera va a venir el salvador, el Mesías, pero no lo hay, porque ese supuesto Mesías los va a desencantar a los que creen que va a venir, no va a venir nunca. El Mesías se va a quedar donde está, ojalá venga y pueda generar un quiebre al peronismo, pero no hay que creer en eso. Es una pérdida de tiempo tener un debate de hace tres meses, que un día viene pero al otro día sale una foto con Corpacci”, añadió.

Respecto a la conducción de la UCR en la provincia, expresó: "El radicalismo de Catamarca debe ponerse de pie en serio, dejar de jugar a la internita que no tiene sentido; la internita por una secretaría del comité no sirve para nada. Hay que entender que el enemigo no está dentro, que el enemigo es la situación social, que el enemigo a combatir es la corrupción".

Por último, Sosa se mostró muy crítico con la actual gerstión de gobierno que lleva adelante Lucía Corpacci. "Son ineficientes ya que no responden a las expectativas que generaron y por las que llegaron al Gobierno", concluyó en diálogo con El Esquiú.