El evento se realizará los próximos 21, 22 y 23 de marzo.


Laguna Blanca, localidad del norte de Belén perteneciente al municipio de Villa Vil, será sede del IV Encuentro Regional de la Red Argentina de Turismo Rural Comunitario (RATURC), a realizarse los días 21, 22 y 23 de marzo.

Catamarca, a través de distintas comunidades originarias de Laguna Blanca y de otras localidades de la puna y prepuna catamarqueña, se integró recientemente a la RATURC justamente con la expectativa de promover el desarrollo del turismo rural comunitario atendiendo a la sustentabilidad de esta actividad como motor del desarrollo local, a la preservación del territorio y a la búsqueda del arraigo de las nuevas generaciones.

Como parte de la organización de este encuentro que promueven las comunidades originarias de Laguna Blanca con el apoyo del municipio de Villa Vil y de la comisión NOA de la RATURC, se concretó este martes 11 de febrero una reunión en ámbitos del Ministerio de Cultura y Turismo de la Provincia, entre la comisión organizadora, el ministro del área, Luis Maubecín y el director de Gestión de Proyectos, Darío Rodríguez.

Maubecín celebró que la RATURC tenga representantes en Catamarca y, particularmente en comunidades de la puna y prepuna belicha y comprometió el apoyo oficial para la concreción de este encuentro que movilizará a cerca de 150 emprendedores de turismo comunitario de las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero.

La RATURC es una red nacional de turismo que lleva 10 años nucleando emprendimientos comunitarios de servicios turísticos, en su mayoría de origen campesino o indígena. Su objetivo central es promover el desarrollo de una oferta turística inclusiva, buscando la equidad en la redistribución de los beneficios económicos generados en espacios rurales de comunidades indígenas y/o campesinas, la preservación del ambiente y del patrimonio cultural, material e inmaterial, de cada comunidad.

El turismo rural comunitario “es la actividad turística autogestionada y organizada por comunidades de pueblos originarios y/o campesinos en respeto a su organización tradicional, saber y cosmovisión, generando ingresos complementarios y de distribución equitativa”.

Esta modalidad turística -que los viajeros comienzan a elegir cada vez más- supone el hospedaje en casas de familia, el poder participar de rituales y trabajos que realiza cada comunidad, hacer artesanías, cosechar, elaborar comidas tradicionales, y vivenciar distintas experiencias que les permitan conocer de forma auténtica cómo es el modo de vida de cada lugar.

Las comunidades de Laguna Blanca y el norte de Belén están organizándose en este tipo de oferta turística comunitaria, por lo que esperan que el encuentro regional de la RATURC les sirva para capitalizar experiencias de otros puntos del NOA.




Comentarios