Aunque la Justicia hasta ahora caratulo a la causa como muerte dudosa, ellos sostienen no es como ellos dicen. Lo mataron. Ellos dicen que el camión le ocasionó todas las fracturas pero no es así.


Familiares de Marcelo Arias, el adolescente de 17 años encontrado en la Planta de Tratamiento ayer domingo, plantearon sus dudas sobre el cruento desenlace.

En diálogo con Radio Valle Viejo, ellos sostienen basándose en la propia experiencia de varios familiares que trabajan como recolectores de residuos que el camión no tiene toldo y que eso descartaría una de las principales hipótesis. “Al chico le pegaron y después lo tiraron al contenedor. Ellos se están lavando las manos, diciendo que el camión no aplastó”, sentenciaron.

Recordemos que la Justicia trabaja sobre dos hipótesis fuertes, aun cuando no se descarta nada en relación al macabro hallazgo.

• Una de las hipótesis sería la de una muerte accidental. En base a la declaración de los padres, los investigadores conocieron que el adolescente estuvo en su casa con sus padres y unos amigos. Luego, se marchó con estos últimos y, como antes de salir discutió con sus padres, se presume que por este motivo Manuel Ramón Arias no regresó a su casa y se quedó a dormir en el contenedor.

• La segunda hipótesis trata de una muerte producida por una tercera persona. Es decir, que el adolescente podría haber peleado con alguien y haber sido arrojado dentro del contenedor, donde encontró la muerte finalmente.




Comentarios