El femicidio de Ivana Módica (47), un crimen que ocurrió en la localidad cordobesa de La Falda hacia mediados del mes de febrero y que conmocionó a toda la provincia y el país, cuenta otro capítulo en una causa que detalla una serie de acontecimientos de una magnitud sin precedentes para la tranquila localidad serrana.

En las últimas horas, se conoció que su pareja Javier Carlos Galván (44), quien tras ocho días de una intensa búsqueda confesó que había sido el autor del crimen por lo que fue imputado e indagado por los delitos de “homicidio doblemente calificado por el vínculo y por violencia de género”, finalmente será juzgado por el femicidio luego de que la defensa no apelara la resolución de la fiscal de la ciudad de Cosquín, Paula Kelm.

“Estando firme el requerimiento, fue enviado a la Cámara de Crimen de Cruz del Eje el 23 de abril”, afirmó la fiscal en declaraciones a Cadena 3, confirmando que el acusado irá a juicio oral y público.

En la noche del viernes 19 de febrero, el expiloto de avión de la Fuerza Aérea finalmente decidió confesar en las instalaciones de la Fiscalía de la ciudad de Cosquín, y admitió que había asesinado a su pareja Ivana Módica para luego abandonar el cuerpo en un sector cercano al camino que une las Sierras Chicas con el Valle de Punilla (a la altura del kilómetro 11,5) y tras ocho días consecutivos de un operativo de búsqueda sin precedentes para la ciudad de La Falda.

Operativo policial en inmediaciones del lugar donde Galván confesó el viernes 19 de febrero que había abandonado el cuerpo de Ivana Módica.(Foto: gentileza Mati Heich de Radio Nap).

Por su parte, el abogado de Galván, Felipe Jure, quien en un principio había defendido al acusado argumentando que Ivana se había ido de su casa de manera voluntaria, presentó una nueva estrategia legal que se basa en que su defendido la habría matado por “emoción violenta”. Sin embargo, no apeló a la decisión de la fiscal y el expiloto podría recibir la prisión perpetua.

Fuente: Cadena 3.