Inmersos en un clima político y social que en las últimas semanas subió notablemente la temperatura, finalmente el Concejo de Representantes de la ciudad de Villa Carlos Paz resolvió este jueves no aprobar la ordenanza presentada por el Ejecutivo a fin de regular el traspaso de los trabajadores pertenecientes al servicio de agua de la Cooperativa Integral (Coopi) a la planta municipal.

En este sentido, el intendente Daniel Gómez Gesteira anticipó en los últimos días que el Municipio se hará cargo del servicio de agua potable a partir del próximo 26 de febrero, por lo que el tiempo para la resolución de medidas formales, verdaderamente apremia.

Por otra parte, expresó que se hicieron presentes ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Córdoba, con el objetivo de iniciar las negociaciones correspondientes por los puestos laborales, para ello, desde el Ejecutivo indicaron que era necesaria la aprobación de una ordenanza considerada “clave”.

Intendente Daniel Gómez Gesteira en una conferencia de prensa tras la primera semana de enero. Municipalidad de Carlos Paz

Ordenanza

Este jueves se trató una ordenanza presentada por el intendente municipal a fin de regular de manera formal la absorción de los empleados de la Coopi a la planta municipal, de aquellos que “se encuentren afectados exclusivamente a la prestación del servicio de agua”, a quienes se les iba a respetar los derechos de antigüedad, categoría, la escala salarial y la agremiación sindical.

Sin embargo, el jueves por la tarde y tras un extenso debate, la ordenanza no alcanzó los votos que necesitaba (dos tercios). Cinco ediles votaron en contra y siete a favor, cuando se necesitaba al menos diez votos positivos.

“Era importante crear un registro para que los trabajadores de la Coopi se pudieran inscribir y eso después permitiera un convenio colectivo de trabajo. Por eso era importante, porque a esos trabajadores que están hoy trabajando en la prestación de agua se les iba a poder conservar todas las condiciones laborales que tienen actualmente en la Cooperativa”, expresó Carla Livelli, concejal por el bloque Carlos Paz Unido en diálogo con VíaCarlosPaz, quien aclaró que “existe una ordenanza que es la que regula el trabajo de la administración municipal, y el proyecto que no se votó ayer (jueves) era una excepción a esa ordenanza por eso necesitaba esa cantidad de votos”.

Concejal de Villa Carlos Paz, Carla Livelli. (Foto: web).

Asimismo, la concejal indicó que “se va a abrir de todas formas un registro para que se puedan anotar las personas que tengan capacidad para trabajar en prestación de servicio de agua”, y aseguró que “se la va a seguir dando prioridad a los trabajadores de la Coopi, pero ya todos los que entren bajo la prestación del servicio lo van a hacer bajo el régimen municipal (…) Entraría como un empleado nuevo al sistema municipal”, destacó Livelli.

Por otra parte, VíaCarlosPaz también acudió a la palabra de una de los cinco concejales que manifestó su voto en contra del proyecto, Natalia Lenci por el bloque Unión Cívica Radical, quien expresó: “En el artículo 103 de la Carta Orgánica, se establece de manera taxativa cuáles son las modalidades de contratación, entonces para modificar estas modalidades, habría que hacer una enmienda a la Carta Orgánica, no alcanza con una ordenanza. Por eso nosotros lo hicimos ver con distintos abogados constitucionalistas, y decían que es violatoria a la Carta Orgánica”, sostuvo en primera instancia.

Y continuó: “Pero más allá de esta cuestión que tiene que ver con la legalidad y la formalidad, hay otros aspectos muy importantes a tener en cuenta, y que son, que solamente se quiere pasar al personal operativo que son 55, pero todas las áreas de soporte que tienen que ver con recursos humanos, con administración, con el área de sistema, no pasarían. Entonces se está mintiendo, en el sentido de que con cincuenta y cinco trabajadores que pasarían se pueda prestar el servicio. Se puede prestar desde la parte técnica pero quedarían un montón de fuentes laborales sin trabajo”, expresó Lenci, quien también no manifestó su preocupación respecto a la forma en que el Municipio prestaría el servicio de este recurso esencial para la comunidad: “Nunca nos explicaron la planificación que tienen de cómo prestar el servicio”, enfatizó, haciendo alusión a una serie de condiciones y de la infraestructura adecuada y necesaria para su óptimo funcionamiento.

Concejal Natalia Lenci por el bloque UCR. (Foto: archivo).

Respecto a estos puntos planteados por Lenci, la concejal por el oficialismo, Carla Livelli, por un lado explicó que “la Carta Orgánica contempla perfectamente una excepción, una ordenanza, a partir del artículo 134 y también conserva el respeto de las leyes laborales vigentes. Y a través de un acto exprés, la Ley de Contrato de Trabajo permitía la incorporación de estos trabajadores”.

Y en cuanto a la cantidad de trabajadores afectados al servicio, señaló que la Cooperativa presentó un listado con el total de trabajadores ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia en el año 2017, donde “tuvieron que discriminar la cantidad de empleados que estaban sujetos a la prestación de agua, y en su momento eran cercanos a los cincuenta y tres trabajadores”. Y rápidamente aclaró: “La Cooperativa tiene otras prestaciones que las va a seguir teniendo, es decir, la Cooperativa no desaparece, lo que no van a tener es la prestación del servicio de agua”, completó.

Foto de portada: imagen ilustrativa.