“Septiembre ha llegado otra vez, y yo ya no sé qué inventaré”, reza la famosa canción. Por estos lados el único invento posible en materia de clima que se nos ocurre es la lluvia, que se espera con ansías para calmar tanta sequía.

Esto parece que va suceder esta noche ya que, según lo que indica el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), existe una alta probabilidad de chaparrones (40 – 70%) para las horas de la tarde-noche. En caso de cumplirse el pronóstico se acabaría con un período de casi 100 días sin lluvias.

Asimismo el cambio de frente en el viento, del norte virará hacia el sur, traerá aparejado un importante descenso de la temperatura. En tanto para mañana, jueves 2 de septiembre se espera una máxima de 11 grados y un máxima de 21 grados, una temperatura mucho más acorde a la primavera que se acerca.