Si bien el transporte interjurisdiccional ya tendría su habilitación por la Nación, todavía no está resuelto el atraso salarial.


El conflicto por la falta de pago de los salarios de los trabajadores del transporte interurbano en la Provincia de Córdoba, ya tiene un historial de seis meses. Este problema, que se disparó tras la parálisis total del sistema, desde marzo de este año por la pandemia del Covid-19 y el aislamiento social, dejó incomunicadas a vastas regiones del territorio cordobés.

Tras los recientes anuncios del Gobierno Nacional, sobre la reactivación del transporte de larga, media y corta distancia, los representantes gremiales, como también los voceros empresariales han expresado su opinión sobre la vuelta de los recorridos.

Por un lado, Alejandro Ugalde, vocero de FETAP, admitió que “todavía no se han pagado los haberes de agosto“, a la vez que insistió que “no tenemos respuesta por parte del Estado de cómo vamos a volver a trabajar”, en alusión a los eventuales cambios que demanda la “distancia social”, sostuvo en declaraciones a Canal 10.

Fonobus

Sobre el regreso en sí, el vocero empresarial sostuvo: “yo creo que no están dadas las condiciones tanto desde la empresa como desde los trabajadores“, comentó a tiempo que lanzó la advertencia de que “va a haber un achicamiento indudablemente”, en referencia a eventuales despidos de personal.

Por su parte, el secretario general de AOITA, Emiliano Gramajo, recordó que además del paro iniciado en abril, el transporte está paralizado también porque “no está autorizado por el Gobierno de la provincia, por lo cual no hay fecha para el regreso de los interurbanos”, dijo en diálogo con El Doce.

Necesitamos que vuelva porque hace seis meses que está paralizado, pero no lo vemos viable porque seguimos con el mismo conflicto salarial y no se tiene definido un protocolo“, comentó en sintonía con la opinión empresarial.




Comentarios