Cerca del mediodía de este sábado, Javier Fernández, un joven de 23 años visto por última vez el jueves por la noche e intensamente buscado luego de que su familia denunciara formalmente su desaparición, fue encontrado "sano y salvo" caminando cerca de ruta a la altura de Casa Grande, una localidad colindante con Valle Hermoso, lugar en donde el joven vive junto a su abuelo.

"Él está bien, ahora estamos en la comisaría y lo encontraron en Casa Grande. Él se fue caminando a un cerro y volviendo, lo encontró mi cuñado. Estaba muy cansado", dijo Tomás Mendoza, uno de sus mejores amigos en diálogo con VíaCarlosPaz, quien además nos aseguró que Javier "se fue por sus propios medios".

Al momento de su hallazgo, se avisó a la Policía y fue trasladado a la comisaría de Valle Hermoso en donde se encuentra declarando, brindando testimonio acerca de lo ocurrido.

"Lo pudimos ver, está bien, aunque medio deshidratado porque estuvo dos noches afuera y no tenía mucho qué comer tampoco", añade Tomás, quien aún no puede precisar el motivo que lo llevó a su amigo a ausentarse dos noches de su hogar.

Cabe mencionar que Javier fue visto por última vez el último jueves por la noche, y desde entonces, nadie supo más nada de él. "Fue como un día normal, él llegó a casa, le dije que me iba a dormir y él se fue a bañar. Cuando al otro día desperté y lo fui a ver para desayunar, ya no estaba en su habitación, la cama estaba tendida y hasta sus herramientas dejó", había explicado a VíaCarlosPaz, Guido Rouzic, abuelo del joven con quien convive desde hace un tiempo.

Por suerte, el joven de 23 años intensamente buscado por familiares, amigos, y por la Policía local, fue encontrado sano y salvo, con ciertas secuelas físicas, al parecer, porque se habría manejado a pie y a la intemperie.

"¡Estoy tan sensible! La verdad que agradezco a todos por la generosidad y la preocupación. Mi nieto apareció, aún no lo he visto porque él sigue en la comisaría porque tiene que declarar, pero apareció bien que es lo importante", señaló su abuelo Guido a este medio.

Foto de portada: gentileza Tomás Mendoza.