Fue por orden de la Fiscal de Cosquín, Paula Kelm, por la presunta violación del artículo 205 del Código Penal.


La Fiscal de Instrucción de Cosquín, Paula Kelm, imputó este jueves a nueve personas que participaron de una reunión privada, más precisamente, de una “locreada” en la ciudad de La Falda, en la que, según trascendió, habría estado presente el hombre que trasladó el virus desde Villa Dolores (Traslasierra) hacia esa ciudad del Valle d Punilla.

Producto de dicho encuentro, es que se registraron otros cuatro contagios en esa localidad​, además de una niña de 12 años, hija de uno de los comensales, y la esposa del denominado “caso cero” de esa ciudad. 

Cabe destacar que en esa cuestionada “locreada”, se habrían reunido un grupo de amigos en un domicilio particular, cuando aún no estaban autorizados este tipo de encuentros​.

En declaraciones al portal La Estafeta Online, Kelm señaló que la imputación es por la presunta violación del artículo 205 del Código Penal, el cual establece que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

A lo que añadió: “Ordené la imputación de nueve personas que habrían participado de una reunión en infracción a la orden de la autoridad nacional respecto al aislamiento”, señaló la Fiscal Paula Kelm al medio local.

Además, precisó que el llamado “caso cero” también se encuentra imputado bajo la misma figura que sus amigos​. Sin embargo, remarcó que la causa se encuentra “en plena etapa de instrucción”, por lo que anticipó que está previsto que en los próximos días se tomen más declaraciones indagatorias.

Con todo, cabe resaltar que desde el inicio de la pandemia (11 de marzo de 2020), en La Falda llevan registrados siete casos positivos de coronavirus, el primero de ellos, fue confirmado por el Intendente Javier Dieminger el pasado jueves 18 de junio, un caso relacionado de manera directa con el brote epidemiológico en la ciudad de Villa Dolores.

De inmediato se confirmó que la esposa de dicho “caso cero” también había dado “positivo”. Días después, cuatro de los comensales y participantes de la “locreada” fueron hisopados confirmando que habían contraído el virus, como así también, la hija de 12 años de uno de ellos, domiciliada en la ciudad de Córdoba.




Comentarios