Fue abandonado en las calles de San Antonio de Arredondo. Hoy, ya vive en su nuevo hogar cordobés.


Bolívar fue el nombre que le pusieron a un perrito de unos cinco años encontrado a mediados de septiembre y que tras semanas de tratamientos y cuidados, ya es el nuevo integrante de una familia cordobesa que se comprometió a darle todo su amor mediante su adopción responsable.

El antes y después de Bolívar.

Esta historia de amor comenzó el pasado 14 de septiembre sobre la Av. Héroes de Malvinas de la localidad vecina de San Antonio de Arredondo, lugar de donde fue rescatado un canino negro, desgreñado, con sarna y graves lesiones en su piel, además, con una gran cantidad de pulgas y garrapatas, y en un estado avanzado de desnutrición.

De inmediato, y en brazos de integrantes del área Protección Animal Municipal junto a un veterinario de la zona, lo llevaron al centro médico en donde fue inmediatamente alimentado, y en donde inició con un exhaustivo tratamiento médico.

Con el transcurso de los días, fue mejorando paulatinamente, listo para formar parte de una familia que lo quiera y asista de verdad.

Rescatado y atendido por el municipio y por profesionales de San Antonio de Arredondo.

Mediante las redes sociales, cientos de personas compartieron su historia, y muchos, hasta fueron a visitarlo conmovidos por su favorable progreso tras ser abandonado en un estado calamitoso.

Hoy, viernes 25 de octubre, ese perro desgreñado y dolorido, ya vive en la ciudad de Córdoba con una familia compuesta por papá Rolando, mamá Inés e hija Rocío, y con Bolívar como ese flamante integrante de cuatro patas, absolutamente curado gracias a la participación de todo un pueblo.

Su nueva familia en la capital cordobesa.

“Bolívar fue curado y adoptado gracias a la participación, el compromiso y el tiempo de diferentes actores que componen nuestra comunidad”, expresaron desde la Municipalidad de San Antonio de Arredondo, agradecidos y satisfechos con este final más que feliz.




Comentarios