Rusticidad y capacidades en la ganadería

Animales a campo (Inta)
Animales a campo (Inta)

Los animales a campo en zonas donde las variables del medio ambiente son mas hostiles, eso va a generar que dichos animales se adapten y puedan sobrevivir en condiciones mas precarias, sin afectar sus capacidades reproductivas.

Podemos definir el concepto de rusticidad en un animal o raza como el conjunto de características heredables que le permiten superar las variaciones aleatorias y adversas del medio ambiente, sin disminuir demasiado su capacidad productiva.

Más que por selección artificial, la rusticidad está dada por la selección natural.

Rusticidad y medio ambiente desfavorable o difícil son, por consiguiente, correlativas.

Inseminaciones de rodeo
Inseminaciones de rodeo

El concepto de rusticidad está ligado a producciones extensivas, con poca o ninguna injerencia del hombre, en ambientes con recursos limitados y estacionales (pastos naturales, estaciones secas del año, etc.). Dada la imposibilidad, por razones geográficas o de costo, de modificar el medio, en función de los requerimientos del animal, este debe adaptarse continuamente a las variaciones del medio.

Esta adaptación se da a través de regulaciones biológicas y de comportamiento (origen y tipo genético) que llamamos rusticidad, es decir:

♦ Capacidad de amortiguar una situación de déficit nutricional con las reservas corporales.

♦ Capacidad de recuperar rápidamente el estado o condición corporal, tan pronto como reaparece una situación de bonanza nutricional.♦ Adaptación a las variaciones aleatorias del clima (buena termorregulación).

♦ Adaptación a los accidentes topográficos (desniveles u otros) y aptitud para la marcha (distancias).

♦ Capacidad de obtener provecho de un territorio heterogéneo, demostrando un comportamiento adaptado ala vegetación (selectividad, capacidad de ingestión y digestiva).

♦ Resistencia a las enfermedades infecciosas y parasitarias comunes en el medio.

La rusticidad de un animal es, como dijimos antes, el conjunto de características heredables que le permiten superar las variaciones aleatorias y adversas del medio sin disminuir demasiado su capacidad reproductiva. No se puede medir la rusticidad como se miden las performances zootécnicas (producción de leche, prolificidad, ganancia de peso, etc.), ni tampoco reducirla a una aptitud zootécnica (facilidad de ordeñe, por ej.). Su estudio pone en evidencia que el animal, durante su vida zootécnica, debe ajustar sus requerimientos a los recursos nutricionales y a las condiciones sanitarias que le ofrece el sistema de crianza en el que se desenvuelve.

Algunos animales se observan en un campo con escasos pastos debido a la sequia en la localidad de Intiyaco, al norte de la provincia de Santa Fe.
Foto NA: MARIO SALAMI/INTAzzzz
Algunos animales se observan en un campo con escasos pastos debido a la sequia en la localidad de Intiyaco, al norte de la provincia de Santa Fe. Foto NA: MARIO SALAMI/INTAzzzz Foto: viac

Cualquier alteración o desarreglo ocurrido, como consecuencia del medio ambiente o de la crianza, ha de ser superado por el sistema biológico del animal. Según los momentos en los que suceden estas perturbaciones en la vida del animal, y de acuerdo a la naturaleza y eficacia del organismo para superarlas, resultará la permanencia del animal en el sistema productivo en el que está integrado. En este sentido, la longevidad del animal es un buen indicador de su compatibilidad con el sistema de crianza, a condición de tomar en cuenta también los niveles de producción alcanzados durante su vida. Estas cualidades de rusticidad son la base de una producción económicamente viable y sostenible.

Temas Relacionados