El gobierno nacional anunció la reapertura de las exportaciones de carnes con un cupo de hasta el 50% del volumen mensual promedio exportado en 2020 por cada frigorífico, de manera de incrementar la oferta doméstica y asegurar cortes populares a precios accesibles.

De la misma manera, se avanzará durante los próximos 30 días en el desarrollo de un nuevo Plan Ganadero que tendrá como objetivo incrementar la productividad del sector, y cuyos lineamientos principales los presentó el presidente Alberto Fernández en una reunión de trabajo que encabezó en Casa Rosada con entidades agropecuarias.

Para ello, en las próximas horas se publicará un Decreto de Necesidad y Urgencia que, para “ordenar el funcionamiento del sector cárnico”, flexibiliza las exportaciones, dispone medidas para estabilizar los precios del mercado interno y anuncia la presentación del Plan, confirmaron los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, en conferencia de prensa luego de la reunión.

Los funcionarios señalaron que las medidas responden a que el precio de la carne en el mercado local “se incrementó al doble del promedio de los aumentos de los alimentos” y subrayaron que esas subas “no tienen justificación en la variación de los costos de la cadena de producción”.

Jose Gutierrez | Los Andes

EXPORTACIONES

Kulfas adelantó que, por fuera de los envíos que responden a las “cuotas” como la Hilton, o los acuerdos con los mercados de Estados Unidos y Colombia, hasta el próximo 31 de agosto se podrá exportar hasta el 50 % del volumen mensual promedio exportado en 2020.

En ese sentido, el ministro habló de una “rehabilitación gradual” de las exportaciones luego del cierre de 30 días que se dio en el último mes y afirmó que podría haber más flexibilizaciones de constatarse la estabilización y la baja en el precio de algunos cortes.

Por otro lado, hasta el 31 de diciembre no se podrán vender al exterior medias reses, cuartos con huesos y 7 cortes vacunos: asado, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío.

Según los cálculos oficiales, esas medidas generarán de 20,000 a 30.000 toneladas adicionales para el mercado interno y se espera, por lo tanto, una estabilización y baja de algunos precios.

“Estos 30 días fueron planteados como un parar la pelota. Fueron atípicos porque hubo ceses de comercialización. Hemos visto incrementos que no tienen relación con ninguna estructura de costos”, destacó Kulfas quién además suscribió la idea de que “el corte parrillero” se “quede en Argentina”.

EL PLAN GANADERO

Mientras tanto, el Plan Ganadero, que será presentado en 30 días, buscará prácticamente “duplicar” la producción ganadera a mediano plazo, pasando a 5 millones de toneladas, de las que deberán destinarse 3 millones para el mercado interno y 2 millones para exportar.

Aunque la idea es aumentar la producción, el foco “está puesto en poder generar políticas para revertir” el alza de precios para “asegurar la mesa de los argentinos” y favorecer a los “bolsillos golpeados por la pandemia”, señaló Kulfas.

Para ello, se anunció la ampliación del acuerdo por cortes a precios accesibles, que se extenderá a todos los días de la semana a valores que en determinados productos serán hasta 45% más bajos que los actuales.

FUENTE: Telam