Suponiendo condiciones normales y una cantidad mínima de estrés individual en una vaca, no es inusual esperar que una vaca de carne sea productiva hasta los 8-12 años de edad. Como todos sabemos, las vacas pueden ser rechazadas mucho antes que este período de vida “promedio” por varias razones, mientras que algunas vacas pueden seguir siendo productivas durante muchos años después de este rango.

“Sin duda, una mayor longevidad tiene beneficios económicos para el productor comercial.” comenta Federico Krausse.

Dados los costos cada vez mayores asociados con el desarrollo de una vaquillona o la compra de hembras de reemplazo, estas hembras deben permanecer en el rebaño varios años para ayudar a distribuir el gasto inicial de agregar hembras jóvenes al rodeo. Las vacas con mayor longevidad reducen la necesidad de vaquillonas de reposición.

Los rodeos con un mayor número de vacas adultas suelen tener un mayor porcentaje de terneros destetados y también terneros más pesados. Las vacas maduras simplemente no enfrentan los desafíos que enfrenta una vaquillona de primera parición, como el primer parto y la lactancia, volver a reproducirse y continuar creciendo hasta alcanzar el tamaño maduro.

Figurita difícil. La vaca es un bien escaso en los planteles de cría ganaderos. Foto: LaVoz

¿Cómo podemos mejorar la longevidad de una vaca de carne?

La investigación ha demostrado que la longevidad es un rasgo de heredabilidad relativamente bajo por lo cual es difícil avanzar mediante una selección simple.

Un productor comercial puede lograr una mejora significativa en la longevidad al igual que con otros rasgos poco heredables mediante el uso de cruzamientos. Las investigaciones han demostrado que las hembras cruzadas suelen vivir más y son más productivas que las hembras de raza pura.

Un productor puede mejorar la longevidad de las vacas concentrando indicadores de solidez estructural.

Hacer hincapié en la solidez del esqueleto, las buenas patas, la calidad de la ubre y controlar el desgaste de los dientes puede ayudar a mantener a una hembra en el rodeo durante muchos años.

Hacer coincidir el tipo biológico y el potencial genético de una vaca con los recursos alimentarios disponibles y el medio ambiente también es importante para asegurar una vida larga y productiva.

Los productores de terneros están comenzando a ver más herramientas de selección disponibles que deberían mejorar el progreso en la longevidad a través de la selección.

Las diferencias esperadas en la progenie (DEP’s) están disponibles para medidas tales como facilidad de parto directa, preñez de vaquillona, facilidad de parto materna .Al utilizar DEP’S como estos, el productor de terneros puede disponer de la genética adecuada que puede permanecer en el rodeo durante muchos años.

Rodeo de campoAgrositio

En este punto vale la pena reflexionar sobre lo siguiente ¿La valoración de los DEP’s nos ayuda a aumentar la longevidad de las vacas? Creo que la respuesta es un sí. Pero como todo en la vida hay que buscar el equilibrio, porque por ejemplo una mayor tasa de crecimiento y mejores características de la canal es algo positivo siempre que no afecte negativamente la fertilidad y la productividad del rodeo de vacas. Encontrar el equilibrio adecuado entre estos rasgos potencialmente antagónicos es un fuerte desafío para los ganaderos.