La titular de la Sociedad Rural de Azul, Juliana Romat, le envió una carta al presidente de Carbap, Horacio Salaverry, para reflexionar sobre la medida tomada de cese de comercialización por parte de la Mesa de Enlace frente al cierre de exportaciones de carne establecido por el Gobierno Nacional.

“Si bien entendemos las obligaciones tomadas y necesidad de continuar trabajando de toda la cadena cárnica bovina, consideramos que la medida de “cese de comercialización” fue insuficiente y no tuvo el impacto esperado para doblegar el decreto del Gobierno. La intención de esta carta no es menospreciar el esfuerzo de todos los involucrados en hacer escuchar nuestra voz, y agradecemos a todos los actores del sector que hicieron firme su reclamo y toma de acción siguiendo lo determinado por los representantes gremiales, pero debemos ser más contundentes, accionando con medidas que realmente sean escuchadas”, escribió Romat.

Más adelante, la titular de la Sociedad Rural azuleña le propone “realizar una reunión con todas las entidades que componen CARBAP con el fin de analizar los nuevos planes de acción en consecuencia de la continuidad de la aberrante medida nacional, incluyendo de ser posible a nuevos actores a nuestro reclamo, como los comercializadores y exportadores de granos e industrias agroalimentarias, para presentarlo frente a las autoridades de la Mesa de Enlace”.

“Nuestra comunidad con la medida está golpeada, ya que el frigorífico local de exportación, emplea a miles de familias azuleñas en forma directa e indirecta que hoy están sin trabajo”, afirmó Romat sobre el impacto en Azul de la medida nacional, y concluye: “Creemos que como sector debemos ser solidarios y actuar en consecuencia como tal. Si tocan la ganadería, los granos o cualquier eslabón de la cadena agroalimentaria, todo el sector debe responder. El campo es uno y todos unidos seremos más fuertes”.