Hasta ahora solo se consume en ciudades costeras, teniendo en claro que el mercado chino aún no tiene techo, las cerezas podrían ser uno de los nuevos rubros con potencial de exportación a China.

Chile es el mayor proveedor de cerezas de China. En menos de 10 años, Chile pasó de exportar 50.000 toneladas de cerezas a 232.000 toneladas el año pasado, con un aumento de la superficie plantada de 2.000 a 45.000 hectáreas. Es la principal exportación de frutas del país. Las exportaciones de cerezas chilenas en la temporada 2019/20 ascendieron a 1.600 millones de dólares.

La expansión de la producción de cerezas de Chile está directamente asociada con la demanda de China, ya que el país exporta más del 90% de sus cerezas a China y casi el 80% del mercado chino es abastecido por Chile.

Se podría medir el potencial de Argentina con base en el ejemplo de Chile, sin embargo, hay varios factores específicos que juegan a favor del país vecino. La cereza chilena es parte de un programa de exportación de productos frescos lanzado hace décadas y el país también tiene un tratado de libre comercio con China, que permite que sus exportaciones lleguen al gigante asiático sin pagar aranceles, mientras que las cerezas argentinas tienen que pagar un arancel del 10% para entrar en ese mercado.

Cereza de exportación JORGE N TANOS | SENASA

Cereza Argentina

Argentina firmó un protocolo sanitario con China a fines de 2018 para impulsar el negocio de exportación de cerezas. Hasta entonces, enviaba sus cerezas a Hong Kong, que no tiene restricciones sanitarias. En enero de 2019 se logró la primera autorización de China para enviar cerezas con tratamiento en frío en su origen.

Según datos sectoriales, en la temporada 2018/19 (de noviembre a febrero), Argentina exportó 4.560 toneladas de cerezas. Ese número aumentó a 5.590 toneladas en 2019/20 y a 6.070 toneladas en 2020/21. La temporada pasada, China fue el principal destino con el 40% de todas las exportaciones. Le siguieron Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido y Oriente Medio. A pesar de este incremento, el sector estuvo más o menos estancado en la última década.

China es un fuerte y claro mercado potencial para la cereza argentina. En una hipótesis por la cual si China detuviera sus importaciones de cerezas, Chile tendría tal volumen de producción no colocada que inundaría todos los demás mercados alternativos.