El centro de residentes riojanos de Caleta Olivia dejó inaugurada este domingo la Fiesta de la Chaya. Se desarrollará durante tres domingos.

Los encuentros fueron autorizados por el COE, la Secretaría de Cultura y la Secretaría de Relaciones Institucionales.

Durante este primer domingo de fiesta, se hizo la presentación de la niña Chaya (llovizna) y el niño Pujllay (jugar), en quichua.

El evento cultural ya es tradicional en la localidad y dada la situación de pandemia pudo ser habilitado por las autoridades comunales.El Caletense

El evento cultural ya es tradicional en la localidad y dada la situación de pandemia pudo ser habilitado por las autoridades comunales.

“La Chaya es una creencia de nuestras tierras” dijo Carlos Carpio, presidente de la entidad. Destacó que este evento fue declarado de interés municipal, y “es la forma de celebrar a nuestros antepasados que vienen durante las fiestas y nosotros traemos a la casa de los riojanos”.

La celebración es el ritual que tiene que ver con la Madre Tierra, la Pachamama. Por ello son parte de la fiesta la harina (que representa el fruto de la tierra misma), la albahaca (la hierba que crece por excelencia en La Rioja y tiene un perfume particular que ahuyenta los malos espíritus) y el agua, fundamental para la vida, se indicó.

La música tradicional también forma parte de la fiesta y diferentes grupos folclóricos participan y dan color para la danza del norte.

Para esta actividad en particular, los organizadores deben hacer cumplir todas las medidas de prevención ante el Covid-19. Es así, que la entrada tiene un valor de $400, y solo pueden ingresar 100 personas al predio.

Habrá entre tres y cuatro grupos musicales por evento, se informó.

El domingo próximo se hará el ritual de Topamiento y el siguiente será el entierro y la quema del Pujllay.

Durante los días viernes y sábado se venderán las entradas para el domingo que viene, desde las 9 de la mañana en el centro de residentes ubicado sobre avenida Tierra del Fuego.