Dando cuenta del posible inicio de ciclo lectivo el 1 de marzo, Carlos Garzón, secretario general adjunto de ATE Santa Cruz, aseveró que “volver a clases no puede costar la vida de alguien”. Por ello solicitó a las autoridades provinciales que se discutan las condiciones de trabajo del personal auxiliar de docentes, teniendo en cuenta que el martes 9 deben presentarse en sus lugares de trabajo para firmar una notificación.

Si bien destacó que hay una gran mayoría de padres y madres que desean que sus hijos vuelvan a clases presenciales, aseguró que “hay muchas más dudas que certezas”.

Todos queremos que vuelvan las clases presenciales, pero no a cualquier precio; volver a clases no puede costar la vida de alguien. Esta es una certeza que tenemos que tener todos como sociedad. No podemos pensar en abrir las escuelas sin hablar de una estrategia sanitaria que acompañe el proceso. Tiene que estar guiada y marcada por el Ministerio de Salud”, mencionó.

Carlos Garzón, secretario general adjunto de ATE Santa Cruz.

En este sentido expresó que “hay un plan de vacunación que no ha llegado a vacunar a los que pensamos que iba a llegar a esta altura del año”, en relación a las vacunas contra el Covid-19.

Garzón aseguró que en Caleta Olivia, 390 personas se vacunaron con la primera dosis y 215 con la segunda dosis. “Ese es un dato oficial y concreto, y ni siquiera llegamos a vacunar a todo el personal sanitario”, alertó.

“Cuando hablamos de comenzar las clases hablamos de poner todo una infraestructura al servicio de la educación, empezando en que un niño sale de su casa, tenemos que habilitar los protocolos para los transportes escolares, tenemos que ver la movilidad de la línea de colectivos. Esos protocolos hay que armarlos”, explicó y continuó: “¿cómo va a ser el ingreso a las escuelas y cuánta cantidad de alumnos vamos a tener por escuela? Además, los protocolos, serán en líneas generales o van a existir distintos por cada escuela, en caso de la infraestructura que tenga. Una cosa es el deseo y lo otro es la realidad que tenemos”, opinó.

Más allá del anuncio oficial del Consejo Provincial de Educación de la compra de 10 mil barbijos y litros de alcohol en gel, Garzón dijo que “es un tema que debemos resolver y que el gobierno no está dispuesto a charlar. Por lo menos con lo más importante en ese sentido, que tiene que ver con la limpieza y la sanitización en las escuelas”.

Agregó que “si no llegan las vacunas y comienzan las clases los trabajadores y trabajadoras deberán estar con elementos de protección como si trabajaran en un hospital. ¿Y quién va a proveer esos elementos? Porque en ese sentido no hay inversión”, cuestionó.

Por último, indicó a los trabajadores auxiliares de la educación que el 8 de febrero se presentan en las escuelas los directivos y el 9 el resto de los docentes. “El martes 9 los auxiliares tienen que presentarse en los sectores de trabajo a firmar una notificación y luego se retiran a sus hogares, ninguno debe quedarse a trabajar hasta que no estén los protocolos”.