Se trata del edificio de la Comisaría donde operó la milicia durante la Huelga del 21. Lo adquirió un colegio privado.


Lo lamentable es que los nuevos dueños quieren demoler la estructura y esto trajo que organizaciones culturales pidan que se proteja el lugar.

Desde el año 2018, una asociación de Puerto San Julián pelea porque el Estado se ocupe de conservar el lugar donde funcionó la histórica comisaría donde operaron las fuerzas de seguridad durante los reclamos de peones en la huelga del 21.

Osvaldo Bayer, visitó el lugar en el año 2015.(La Opinión Austral).

El lugar fue fundado en 1907 y funcionó como comisaría hasta 1934. Forma parte de relatos bibliográficos y es testimonio de una de las épocas más oscuras de Santa Cruz, sin embargo, nadie le brinda el valor que merece.

Según lo publicado por La Opinión Austral, el lugar es propiedad privada y dado esto es que sus dueños pudieron venderla. En este caso, la compra la realizó el Colegio Maria Auxiliadora.

“Iniciamos trámites con el Concejo Deliberante y la gestión anterior, pero no llegamos a un buen término. Pasó un tiempo, nos agarra la pandemia y en junio nos enteramos que un colegio iba a adquirir el terreno”, se indicó desde la Asociación Amigos del Patrimonio. “No estamos en contra del Instituto María Auxiliadora, sino que queremos que se conserve parte del patrimonio para generar un espacio de la memoria”, dijeron a los medios afuera del lugar.

Hace un tiempo el tema estuvo casi a punto de resolverse, cuando la administración de Antonio Tomasso les ofreció a los dueños del lugar que entregasen la excomisaría a cambio de una casa en el barrio 32 Viviendas, sin embargo, las tratativas quedaron en la nada porque el barrio nunca se terminó.

Se afirma que a José Font lo apodaron “Facón Grande” porque llevaba siempre en su cintura un gran cuchillo. En el sur comenzó a trabajar en la estancia San José, cerca de Puerto Deseado.

No es un lugar cualquiera y llama poderosamente la atención la indiferencia del Estado en el asunto. En ese edificio estuvo detenido el mítico “Facón Grande” (José Font), obrero anarcosindicalista asesinado en 1921 por orden del coronel Varela, al mando del Ejército Argentino durante las huelgas rurales.

Patrimonio

En 2015, el historiador Osvaldo Bayer, autor de La Patagonia Rebelde, visitó la comisaría.

En 2016, el historiador sanjulianense, cineasta y activo promotor de la historia de la Patagonia Sur, Pablo Alejandro Walker, mostró el valor que ese espacio tiene para la memoria de la localidad y de la provincia, a través de un trabajo audiovisual que hizo de la mano de la universidad pública.

El año pasado, en la última sesión ordinaria, el Poder Legislativo declaró Feriado Provincial Permanente el día 7 de diciembre de cada año, en conmemoración a los obreros fallecidos en las denominadas “Huelgas Patagónicas”.

Puerto San Julián.

En esa ocasión se escucharon discursos fervientes de la defensa de los reclamos de los trabajadores y el rescate de la memoria, sin embargo estos no llegaron a los lugares que son patrimonio cultural, para evitar que cayeran en el olvido. (Fuente: La Opinión Austral)




Comentarios