El vicejefe del Gobierno porteño, Diego Santilli, aseguró que tratarán de negociar con Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson para comprar vacunas. “Los fondos son escasos, pero se trata de algo primordial. Si tenemos la posibilidad de accesibilidad directa con laboratorios, los recursos van a estar”, afirmó Santilli, en diálogo con CNN Radio Argentina.

“A partir del cambio de estrategias dispuesto por el jefe de Gabinete de la Nación, vamos a empezar el largo recorrido de intentar, con los productores de las vacunas, conseguir dosis”, dijo.

“El año pasado todos los ministros y las autoridades sanitarias de las provincias unificaron el trabajo en la autoridad sanitaria nacional. Y no hay ningún Gobierno que haya podido comprar vacunas por fuera de los estados nacionales, porque son un bien escaso”, señaló. Y profundizó: “Para que un distrito negocie por su cuenta la adquisición de vacunas puede hacer variables y asociarse con provincias, pero no hay en el mundo, salvo en el caso de San Pablo, posibilidades de acceso subnacional”.

“En Estados Unidos los laboratorios ya tienen un volumen y ahí tendremos que tratar de encontrar algún camino con Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, sabiendo que no es un camino sencillo”, subrayó. Además, manifestó que en un escenario optimista, quizás podrían “aportar soluciones a la ciudadanía” pasado el invierno o, más bien, cerca de fin de año.

“Creo que uno puede empezar a pensar en esta posibilidad para más adelante, lo que los laboratorios tienen comprometido lo tienen que completar y para eso falta todavía”, dijo. Y agregó. “No es sencillo encontrar laboratorios que quieran o puedan proveer”.

Asimismo, manifestó que la Ciudad tiene vacunas para inocular “hasta el jueves o viernes próximo”. “se supone que estarán llegando dosis chinas que nos permitirían terminar de inmunizar a los mayores de 70 años. Ya hemos aplicado casi el 90% de lo que recibimos”, explicó.

Sobre las restricciones

Ya vigentes las nuevas medidas impuestas por el Gobierno nacional en el marco de la segunda ola de la pandemia, Santilli subrayó que en la Ciudad intentan “mantener un equilibrio entre evitar contagios y muertes y sostener los puestos de trabajo”. “Separamos al trabajador esencial del comercio minorista no esencial para privilegiar el transporte público”, dijo al respecto.

En relación al cumplimiento de las normas dispuestas, manifestó: “En las últimas 48 horas hemos hecho una sola clausura, a un bar de Palermo que estaba abierto a las dos y media de la mañana, pero mayoritariamente se están cumpliendo las disposiciones”.

El funcionario comentó que las funciones de teatro se pueden completar aún después de las 23, pero que las salas no pueden volver a abrir. En el caso de los locales gastronómicos, aclaró que “el que está cenando en el restaurante puede terminar de comer después de las 2, pero a esa hora ya no se autoriza el ingreso de más gente”.

En otro aspecto, resaltó que las clínicas privadas fueron “muy afectadas” en 2020, y que cuando bajaron los contagios de Covid-19 “retomaron las operaciones programadas”. Ahora, puntualizó, “hay que reprogramar o suspender intervenciones” frente a la segunda ola.

Con información de Télam