En la Ciudad de Buenos Aires comenzaron el plan de vacunación contra el coronavirus con los mayores de 80 y para continuar se decidió postergar la inmunización de docentes para avanzar con mayores de 75, 70 y adelantar a quienes tienen enfermedades preexistentes.

En el distrito, ya vacunaron -hasta este lunes por la tarde- a 39.726 personas de más de 75 años, 120.314 mayores de 80 y 12.842 residentes de geriátricos.

En ese sentido, con respecto a los adultos mayores, el Gobierno porteño planteó ante el nacional la necesidad de replantear la distribución de las dosis que recibe. De hecho, el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se lo hizo saber al presidente Alberto Fernández, cuando mantuvieron un encuentro por zoom.

Horacio Rodríguez Larreta, Alberto Fernández y Axel Kicillof.

El pedido de Larreta es que Buenos Aires tiene una población envejecida y una de las razones que explican esta condición es la baja natalidad: los nacimientos están por debajo de la tasa de reemplazo generacional, que es de 2,1 (1,8 en CABA).

Con el inicio de la segunda ola de contagios, el foco del gobierno porteño está puesto en la inmunización de los mayores de 70 años; es que en este grupo está concentrada la mayor cantidad de muertes.

De acuerdo a fuentes del Ministerio de Salud porteño, en la Ciudad se concentra aproximadamente el 9,5% del total de adultos mayores del país. Es en base a esa cifra que se reclama una mayor cantidad de vacunas, en orden del 9 al 10%, ya que la Ciudad recibe un promedio del 7% del total de los cargamentos.

Aunque el miércoles de la semana pasada arrancó la vacunación de +75, aún hay un remanente muy importante de asignación de turnos a los +80. Según la web de datos abiertos de la Ciudad, aún hay 24.224 personas esperando para recibir su turno.

Desde el Ministerio de Salud, explicaron que aún no comenzaron a otorgar turnos para +70. Que esperan poder acceder al nuevo cargamento de vacunas de Sinopharm y Sputnik V para organizar la logística de lo que sigue por delante.