Más de 7.000 personas ya están inscriptas para participar de la audiencia pública en la Legislatura porteña para debatir la venta de tierras en Costa Salguero y Punta Carrasco, tras la convocatoria realizada por legisladores y organizaciones que se oponen a la construcción de edificios en ese sector de la Costanera Norte.

Según fuentes de la Legislatura porteña, hay un total de 7.044 inscriptos para dar opinión sobre el proyecto para modificar las normas urbanísticas.

La Legislatura aprobó la construcción de un barrio náutico donde estuvo Costa Salguero

La iniciativa, impulsada por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, habilita la construcción en ese predio junto al Río de La Plata de edificios de diez pisos.

El principal bloque opositor en la Legislatura porteña, el Frente de Todos (FdT), junto a organizaciones como el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC) propone que esas tierras sean destinadas a un parque público que “revincule” a los porteños con el Río de la Plata.

“La defensa del río se consolidó como un hito de la participación ciudadana en la Legislatura Porteña”, escribió el legislador del Frente de Todos (FdT) Javier Andrade, en referencia a la cantidad de inscriptos para opinar sobre el proyecto.

La audiencia pública comenzará este viernes a las 14, será virtual y cada participante tendrá cinco minutos para dar su opinión sobre el proyecto del Gobierno porteño. Por la cantidad de inscriptos, se estima que la audiencia dure varias jornadas, pero aún no hay información oficial sobre por cuántos días podría prolongarse.

El mapa de Costa Salguero.

Desde el FdT definieron el proyecto que impulsa el oficialismo porteño como un “barrio náutico de lujo” que impediría el acceso al río a quienes no puedan acceder a esas viviendas.

El jueves próximo a las 18, en vísperas de la audiencia pública, el ODC y otras organizaciones como Les Jóvenes y la coordinadora “La Ciudad Somos Quienes la Habitamos”, convocaron a una “ronda ciudadana” en la Legislatura porteña.

La idea de transformar la zona dio su primer paso en diciembre, cuando en la última sesión del año la Legislatura autorizó al Ejecutivo a vender hasta el 35% de la superficie de ambos complejos sobre el río, pero usar el 65% para espacio público, lo que incluye desde áreas verdes hasta la franja costera y la apertura de calles y veredas.