La Justicia resolvió multar al propietario de Rose in Rio y a la empresa. Además, deberán indemnizar a Kiara Acosta.


El titular del Juzgado N° 1 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Rodolfo Ariza Clerici, resolvió multar al propietario de Rose in Rio y a Emprendimientos Costanera S.A., como responsable de la infracción del artículo 68 del Código Contravencional, por una suma de 42.800 pesos.

Además, deberán pagarle por reparación del daño integral 20.000 pesos a Kiara Acosta, la joven trans que había denunciado a un empleado del complejo por discriminación, hostigamiento e intimidación.

Pero el titular del juzgado fue más allá: ordenó “la colocación de un cartel de 30×40 cm con la leyenda ‘Este local respeta la dignidad y diversidad de las personas’”.

Acosta fue discriminada en el boliche de Costa Salguero e inició una campaña en las redes sociales para denunciar lo que había sufrido: “El machito de Federico Dickmann y el dueño del boliche Rose in Rio, me discriminaron y rebotaron por ‘estar vestida como una puta y parecer hombre’, sabiendo que soy una chica trans”, denunció en su cuenta de Twitter.

“No pasás porque parecés un hombre y no estás tan buena como tu amiga”, le dijo Dickman, uno de los encargados del local, a quien la joven grabó en el medio de la discusión que tuvo.




Comentarios