"No entrás porque pareces un hombre", le habían dicho en la puerta a Kiara Acosta.


El boliche “Rose in Rio“, donde le impidieron el acceso a Kiara Acosta por su vestimenta y apariencia física, fue clausurado por la justicia porteña, luego de la denuncia de la joven trans que también hizo una campaña en las redes para advertir la situación que le tocó vivir.

Clausuraron el boliche “Rose in Rio”

El juez Penal, Contravencional y de Faltas N°1 de la Ciudad, Rodolfo Ariza Clerici, consideró que “había pruebas suficientes” para cerrar temporalmente el local.

En materia legal, todo comenzó con la denuncia que realizó Acosta y la investigación que inició la Fiscalía General de la Ciudad de Buenos Aires por “discriminación y hostigamiento”.

Acosta fue discriminada en el boliche de Costa Salguero e inició una campaña en las redes sociales para denunciar lo que había sufrido: “El machito de Federico Dickmann y el dueño del boliche Rose in Rio, me discriminaron y rebotaron por ‘estar vestida como una puta y parecer hombre’, sabiendo que soy una chica trans”, denunció en su cuenta de Twitter.

A partir de este episodio, la joven realizó la denuncia, que se encuentra a cargo de la Fiscal Mariela De Minicis, titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°22 de la Ciudad por “discriminación y hostigamiento”.




Comentarios