Un potente fuego desató un incendio fatal en un hotel del Microcentro porteño. Una mujer murió sin poder salir y varios más tuvieron que ser atendidos en distintos hospitales por el humo que inhalaron.

El lamentable hecho sucedió en Lavalle al 930, durante la madrugada del lunes. Cerca de la 1.30 de la mañana, se liberó el fuego que se cobró una víctima fatal.

Ana, de 80 años, era la encargada del hotel y vivía en el segundo piso: los testigos relataron que en ese mismo nivel se originó el incendio. La mujer no pudo salir y murió allí.

Incendio letal en Microcentro: murió una mujer y hay heridos. Foto: Policía GCBA

Luego de la desesperación de los inquilinos, la Policía de la Ciudad registró que varios fueron trasladados a los hospitales Fernández, Argerich, Penna y Durand por la peligrosa inhalación de monóxido de carbono.

Cómo quedaron los vecinos del hotel

Luego de la muerte de la encargada, la Policía marcó que, al menos, más de 10 personas necesitaron asistencia médica.

Diez adultos y cuatro menos de edad tuvieron que pasar por los hospitales por la riesgosa inhalación.

Un hombre quedó internado en el hospital Argerich con personal de custodia. “Un hombre de nigeriano quedó con el 70% del cuerpo quemado”, informó Clarín.

Además, en el edificio vecino -que sirvió como escape- rescataron a tres personas: una de ellas sufrió una fractura en un miembro inferior por la caída de varios metros hasta tocar el techo siguiente.

Cómo lograron escapar los vecinos

“Era un calor sofocante y subía por el hueco del ascensor. Quise bajar y no pude. Por eso rompí el techo para poder salir”, contó Omar, uno de los inquilinos, a Crónica TV. Además sumó: “Lo único que vi fue el humo y traté de salvar gente”.

Como el fuego habría surgido en la parte baja del hotel, salir por la puerta principal no fue una opción. “Tratamos de abrir la puerta, pero era imposible, estaba cerrada por dentro y era tanto el calor que tuvimos que subir para salir por arriba”, relató el hombre.

Personal del Grupo Especial de Rescate colaboró eficientemente para el descenso de la gente, con la utilización de cuerdas.

El hotel ayudaba a gente de bajos recursos

Era el hogar de muchas familias que no tienen adónde ir. “Esto era un hogar antes de la pandemia, se recibía gente de la calle para que pudieran tener un techo. Cuando empezó la pandemia la iglesia se cerró y el hogar también”, comentaron.

“La gente que está acá carece de medios, somos gente que colaboramos en una iglesia y por la misericordia de Dios estamos viviendo acá. No tenemos a dónde ir. Queremos retirar las pertenencias, la ropa, la comida. Hay chicos”, explicó uno de los vecinos.